“Yo vi cómo Dios descendía, y te digo que temblé”

“Yo vi cómo Dios descendía, y te digo que temblé”

Las palabras del título de este artículo las dijo Andrea.

Andrea estaba sentada allí en la plaza, pero vive con sus tres hijos y su pareja, quien tuvo que viajar al sur, buscando hacer unas changas, pues no consigue trabajo.

Pero los días se hacen semanas y el esposo de Andrea no aparece, no hay nada que darles de comer a los niños.

Justo en ese momento, un grupo de personas aparece caminando por la calle, y le ofrece pedirle a Dios por ella, su hogar, sus manos, o lo que desee.

Y con los ojos cerrados levantan un clamor a favor de Andrea.

A continuación, ella misma nos cuenta lo que pasó en ese momento.

(Sigue leyendo).

 

Esta historia ocurrió hace apenas unos días, cuando un grupo de hermanos representando a las Iglesias Bautistas de Mendoza, decidieron realizar la primera caminata de oración por la ciudad de Palmira.palmira8

 

Palmira es una ciudad ubicada en la zona Este de Mendoza, ciudad en la que no existe Iglesia Bautista.

 

Por ello, en una decisión conjunta de la Asociación de Iglesias Bautistas, presidida por el Pastor Miguel Almonacid, y la Asociación de Pastores Bautistas, presidido por el Pastor Armando Zavala, se decidió comenzar una estrategia para la apertura de un lugar de predicación.

Impulsados por el mismo sentir que manifestaron los representantes de las Iglesias Bautistas de la Argentina en la reciente convocatoria, la Asamblea Bienal 2016 hecha en Mar del Plata, decidieron comenzar con esta ciudad, luego de determinar que existen unos 10 lugares similares.

Y en la decisión fue de extrema importancia el ofrecimiento del Pastor Jorge Jaliff y su esposa Cristina Gorodesky, quienes pusieron su casa a disposición para el comienzo de la predicación en ese lugar.

jaliff

 

Tiempo de oración y planificación

Un pequeño grupo de hermanos y pastores de varias Iglesias Bautistas se reunieron para orar y preparar una estrategia sencilla de trabajo.

La primera de las actividades sería comenzar con todas las Iglesias Bautistas de Mendoza, intercediendo por Palmira y por los esposos Jaliff, clamando a Dios por cielos abiertos (Isaías 64.1), corazones abiertos (Hechos 2.17-21), hogares abiertos (Hechos 2.46-47), caminos abiertos (Isaías 40.3-5), y manos abiertas (Mateo 10.7-8).palmira010

Una vez cumplida esta etapa, la siguiente fue una caminata de oración en esta ciudad.

Esta caminata se realizó el viernes 21 de Octubre, con la presencia de Pastores y hermanos de varias Iglesias Bautistas, que en unidad se animaron a caminar las calles del centro y de los barrios cercanos.palmira5

Entre otros estuvieron el Pastor Daniel Vega de la Iglesia Bautista de Oeste, el Pastor Juan Pablo Rodríguez de la Iglesia Bautista Norte, Cristian y Andrea Espinoza de la Iglesia Bautista Cristo es mi Refugio, el Pastor Miguel Almonacid, Gladys Dávila y Susana Vargas de la Iglesia Bautista de Barrio Aeronáutico, y por supuesto los Pastores Jorge y Cristina Jaliff.palmira011

Distribuidos en grupos, durante la caminata de oración encontraron a personas a las que les ofrecieron orar, y las invitaron para la apertura de una casa de oración y estudio bíblico el miércoles siguiente, mientras regaban de oración las plazas, calles, casas e instituciones de todo Palmira.

 

Los primeros encuentros

Andrea estaba sin dinero, sin comida, sin recursos, sin ideas, sin salida, y aunque no se rendía, comenzaba a desesperar.

Escuchemos su relato:

“Ya no sabía qué hacer.

Mi esposo no llegaba, el dinero se había terminado y nada quedaba en la heladera o el armario.

Y de repente algo pasó.

Esa gente caminando por las calles y las plazas llamó mi atención, hablamos muy poco, y pensé que si Dios existía, él me los había mandado.

La señora Cristina oró por mí, y te juro que empecé a temblar, me pareció que Dios descendía y me escuchaba.

Vino una idea a mi mente, ya lo había olvidado, así que fui a visitar a una persona que me debía plata, me la dio y salí ese día del paso.

Pero el milagro, a los dos días llegó mi esposo, y con dinero.

Si no es Dios, no sé qué otra cosa pueda ser”.

.

El miércoles 26 de Octubre comenzaron las reuniones de oración y estudio bíblico en lo de los Jaliff.

jaliff2Cinco personas fueron bendecidas por la Palabra que Jorge compartió y la oración que tanto él como Cristina hicieron a favor de los interesados.

El Pastor Jorge Jaliff comentó:

“Hermano Roberto, tengo que decirte que siento algo muy fuerte en el corazón.

Siento que las Iglesias Bautistas de Mendoza nos están dando una cobertura espiritual en oración tan grande.

Ya se empezaron a abrir puertas, pues algunos conocidos comerciantes y empresarios, y también docentes a los que le hablamos, se mostraron asombrados y dispuestos a asistir a alguno de los eventos que haremos.

Incluso gente de la Municipalidad que conocimos casualmente durante la caminata ofreció instalaciones municipales para alguno de los eventos que se vienen, y otros más han comprometido su asistencia y su colaboración.

Es muy fuerte esto, Pastor Roberto, muy fuerte.”

 

Conclusionessembrar

En  Mendoza estamos convencidos de que debemos sembrar nuevas Iglesias, porque en eso radica la expansión del Reino de Dios.

Anhelamos para Palmira, Mendoza, una comunidad de fe que encarne los valores y el estilo de vida del Reino, y que funcione como sal y luz para esa comunidad.

Deseamos que la Iglesia Bautista de Palmira que hoy empieza a nacer, confronte la injusticia, comunique una perspectiva profética a la ciudad, y luche por los derechos de los pobres y los marginados.

Soñamos ver a la Iglesia Bautista de Palmira haciendo todo lo posible para restaurar la vida de los quebrantados, y participar en la sanidad de su gente y de su comunidad.

Jesús dijo que él edificará la Iglesia, pero a Pedro le fue dada las llaves del Reino.

Y a nosotros también.

Somos los encargados de abrir con esas llaves el espacio para ver esos cielos abiertos, esos corazones abiertos, esos hogares abiertos, esos caminos abiertos y esas manos abiertas.

 

Roberto Grauvilardell

Pastor

 

 

Habilidades

Publicado el

4 abril, 2017

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *