Mira Aquí Un Regalo Para Ti

por | Jul 10, 2018 | 1 Comentario

Presentamos estos devocionales como una oportunidad para que puedas compartirlos a tus conocidos.

Su temática es la misma que será desarrollada durante el Congreso Bautista 2018: «El Poder Del Acuerdo»

Aquí encontrarás un regalo para ti con un requisito extraño: “UNÁNIMES JUNTOS”

Pensar en un regalo para ti y su respectivo requisito, debe ser hecho en el contexto adecuado.

Prontos a recordar el Pentecostés, acontecimiento extraordinario que dio origen a la iglesia, sería bueno reflexionar en qué situación se entregó por primera vez un regalo, y cuál fue el contexto que le fue propicio.

“Cuando llegó el día de Pentecostés estaban todos unánimes juntos.” Hechos 2:1

Dice la Palabra de Dios en el libro de Hechos capítulo 2, que a causa de esta fiesta tan importante para el pueblo de Israel llamada Pentecostés, habían venido de todas partes del mundo conocido, judíos de toda nacionalidad.

Según el libro de Levítico, esta fiesta  se observaba en recuerdo del regalo que Dios dio a su pueblo en el monte Sinaí: La ley, su Palabra escrita de puño y letra.

Por ello era tan importante esta fiesta, porque se había entregado un regalo preciado a toda una nación, a todo un pueblo, aquello que los mantendría unidos y por el cual todo el mundo los reconocería.

Antes que el Señor Jesús ascendiera a los cielos, les prometió que serían bautizados con el Espíritu Santo (Hechos 1:5) y esa promesa se cumplió justamente en la fiesta de Pentecostés.

Dios regala a un nuevo pueblo la presencia de su Espíritu Santo, Aquel que los mantendría unidos y que sería el sello que identifique a ese nuevo pueblo que es su Iglesia.

¿Qué requisitos fueron necesario para que los apóstoles y todos los que estaban en el aposento recibieran un regalo, ese regalo prometido?

ESTAR UNÁNIMES JUNTOS.

Aunque parece una redundancia, sabemos que el autor del libro de Hechos escribió esto con cierto énfasis para decir que no solo estaban todos en un mismo lugar, sino que sus voluntades, sus espíritus, estaban en un acuerdo.

La palabra acuerdo, según el diccionario, significa conformidad o armonía entre personas o aceptación de una situación, opinión, etc.

Ellos acordaron esperar la promesa, ellos acordaron compartir sus vidas, ellos acordaron que el único Señor era Jesucristo, ellos acordaron entonces, que harían la voluntad de Dios siempre estando unánimes juntos.

Es esto lo que el próximo Pentecostés de 2018 nos debe recordar.

Que aunque seamos muchas iglesias locales, todas conformamos un solo cuerpo, una sola Iglesia, y que todas tenemos un solo Señor y  Salvador: Jesucristo.

Vivir un verdadero Pentecostés juntos en un lugar, debe llevarnos a ponernos de acuerdo en que, en la cotidianidad del resto del año, viviremos unánimes en espíritu, viviendo en el acuerdo para cumplir el gran mandato: llevar a toda criatura el Evangelio y de esa manera extender el Reino de Dios para gloria de Dios Padre.

Solo así haremos de un regalo, ese regalo, nuestro regalo.

1 Comentario

  1. Juana

    Gracias x el regalo .,Pero no me olvidó que el Espíritu Santo fue dado como el regalo más preciado .luego de la muerte y resurrección de ntros Señor Jesús .Alabado sea en Espíritu y verdad . AMEN

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.