¿Cómo Recibir Una Bendición De Dios?

por | Jul 10, 2018 | 0 Comentarios

Presentamos estos devocionales como una oportunidad para que puedas compartirlos a tus conocidos.

Su temática es la misma que será desarrollada durante el Congreso Bautista 2018: «El Poder Del Acuerdo»

¿Te has preguntado alguna vez «cómo recibir una bendición de Dios«?

En este artículo-devocional aprenderás cómo hacerlo. Sigue leyendo el versículo:

 

Todos los creyentes vivían Unidos y lo tenían todo en común. Hechos 2:44

 

La primera iglesia de Hechos, descrita en el versículo anterior, es un claro ejemplo de unidad, amor y compromiso por el prójimo, ellos lo tenían todo en común, no buscaban su propio beneficio si no que compartían y se beneficiaban mutuamente.

¿A qué se refiere el versículo citado con que «lo tenían todo en común», es decir que compartían todo?

¿Y cómo eso pudo ayudarles a ellos, y puede ayudarnos a nosotros en el aprendizaje de cómo recibir una bendición de Dios?

La palabra “TODO” incluye: el culto a Dios, las enseñanzas, comer juntos el pan, la oración, sus posesiones, la amistad, y todo esto según la necesidad del hermano.

Lo hacían con alegría y sencillez del corazón.

¡Ellos sí que sabían compartir!

Esto le gustaba al pueblo, que seguramente miraban con atención y asombro… ¡mientras deseaban ser parte de la congregación!

La iglesia de hoy debe imitar a la primera iglesia y aprender a compartir no sólo un momento sino todo lo que tiene, según la necesidad del hermano.

De esta manera no sólo agradaremos a Cristo, que constituyó su iglesia, sino que también nos fortaleceremos los unos a los otros, y adicionalmente usaremos una manera muy efectiva para evangelizar y lograr que otras personas quieran ser parte del cuerpo.

El Salmo 133:1 dice:

¡Qué agradable y delicioso es que los hermanos vivan Unidos, porque allí envía el Señor la bendición, y la vida para siempre!

La historia de Hechos, de la cual se toma el versículo mencionado al principio, nos muestra el resultado de la comunión y de una iglesia verdaderamente unida.

Con una iglesia así, Dios se complace de tal manera que bendice, pues como dice el Salmo: allí envía el Señor la bendición, y la vida para siempre.

A quienes con frecuencia se preguntan cómo recibir una bendición de Dios, sin duda encontrarán en este ejemplo el camino a seguir.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.